La empresa “Trigo Limpio”® surge de un empeño. Del empeño por el trabajo y por hacer realidad nuestras ilusiones. Desde los campos de Castilla y León, su historia y sus tradiciones, recuperando antiguas recetas y combinándolas con las nuevas y “las de toda la vida”. Con modernas técnicas de producción, envasado y transporte, en nuestro obrador en Campo de San Pedro o en el horno de Riaza, ofrecemos productos de gran calidad de los que nos sentimos muy orgullosos. Cumplimos las normativas sobre trazabilidad de los alimentos y nos  integramos a través de ecoembes en una política de desarrollo sostenible de nuestras tierras y sus materias primas.

Harina , azúcar, aceite, huevos y leche. Estos son los ingredientes que podrían definir la fórmula de la bollería artesanal de Trigo Limpio®, si no fuera porque falta el más importante: el hacer centenario de las manos artesanales que han ido tomando el relevo a través del tiempo y dando y recibiendo tantas y tan codiciadas recetas.

Esas manos sabias y pacientes que elaboran rosquillas, bizcochos, tartas o empanadas con la sabiduría, manifiesta en cada bocado, de dominar el arte de las mezclas, las medidas y los hornos.

Manos como artesanas herramientas que nos ofrecen, como un susurro, unos amarguillos de Riaza o el delicioso ponche segoviano, el inconfundible sabor de la bollería tradicional.

Los campos de Castilla y León están presentes en nuestros productos. Estamos situados en el entorno privilegiado de  la Villa de Riaza y Campo de San Pedro en el nordeste de la provincia de Segovia, junto al macizo de la sierra de Ayllón con parajes pintorescos como el Hayedo de la Tejera, el parque natural de las hoces del río Riaza o la ruta por los pueblos rojos y negros y al pié de las pistas de esquí de la Pinilla que en verano cambian su color blanco por el verde para llenarse de bicicletas y de caminantes.

El sabor de nuestra tierra está en nuestros productos. En nuestras manos. Estamos orgullosos de lo que somos y queremos compartirlo.

Date un gusto y ven a verlo y a probarlo